Los servicios de limpieza de Valencia, trabajo y tesón hasta en Fallas

Si hay dos palabras que caracterizan a los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Valencia, esas son tesón y trabajo, como han demostrado estas Fallas de 2014, en las que han recogido 7.500 toneladas de residuos en la ciudad entre el 14 y el 19 de marzo, lo que supone un 3,8 % menos que en el mismo periodo de 2013, en el que se retiraron 7.800 toneladas.

Así lo ha indicado este lunes la concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Mª Àngels Ramón-Llin, que ha considerado que este descenso es “poco significativo” y que puede deberse a que el pasado año hubo más días festivos durante estas celebraciones. Ramón-Llin ha destacado también que tras la cremà de los monumentos falleros se han retirado en la capital 2.200 toneladas de ceniza, frente a las 2.300 recogidas en 2013, lo que representa una disminución de un 4,3 %.

Asimismo, ha resaltado que por medio de la campaña #DarLaLata, desarrollada por primera vez entre el 14 y el 19 de marzo en los entornos de la Plaza del Ayuntamiento coincidiendo con las ‘mascletaes’, se han reciclado 1,7 toneladas de latas de bebidas. Ha indicado que esta cantidad se asemeja a los 2.000 kilogramos de residuos que se recogen un día tras la mascletà en el entorno de la Plaza del Ayuntamiento. Con esta iniciativa se reciclaron en los ocho puntos de recogida instalados 51.342 latas.

La responsable municipal ha comentado que el dispositivo especial de limpieza para las Fallas de 2014 ha sido similar al de otros años y ha explicado que ha consistido fundamentalmente “en incrementar los medios técnicos y humanos de limpieza de calles, y en reforzar el barrido normal y el mecánico y la recogida de residuos”. Tanto es así que el mismo día 19 de marzo, un total de 1.238 empleados de este servicio estuvieron trabajando en las calles de Valencia con 360 vehículos especializados.

Ramón-Llin ha señalado que estos últimos se vaciaron con mayor frecuencia, al igual que sucedió con las papeleras de algunos entornos, que se vaciaron gasta 20 veces al día. Además, ha subrayado que “todos estos cambios fueron anunciados con una semana de antelación, como mínimo y por medio de carteles, a los vecinos”. Algunas de estas modificaciones comenzaron a llevarse a cabo a finales de febrero por la zona en la que se encontraban los contenedores, como sucedió en el caso de las calles iluminadas de Russafa.

En cuanto al número de papeleras y contenedores dañados en las Fallas de 2014, la edil ha apuntado que se sitúa en una cifra similar a la de los últimos ejercicios y ha recordado que “desde 2008 están en torno a 100 papeleras y 1.000 contenedores”. En este sentido, ha manifestado que el vandalismo ha sido “poco significativo” y que éste no es destacado en la ciudad de Valencia.

Por otro lado, ha destacado el desarrollo de la campaña de recogida de vidrio Vidreabanda, llevada a cabo con Ecovidrio y a la que se han adherido 107 fallas, pero no ha ofrecido datos porque aún no se dispone de ellos. Para esta campaña se instalaron 28 islas de reciclaje de vidrio con 56 contenedores en toda la ciudad.