L’Oceanogràfic investiga la descompresión de tortugas

El estudio liderado por el Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, por iniciativa de los veterinarios Daniel García y José Luis Crespo, dos de los médicos del centro, que demostraba por primera vez el síndrome descompresivo o enfermedad del buceador en tortugas marinas, ha sido recientemente publicado en Diseases of Aquatic Organisms (DAO), una revista líder en su campo y de las más influyentes del panorama científico, que publica el Inter-Research Science Center con sede en Alemania. La publicación de este descubrimiento en esta prestigiosa revista se suma al reconocimiento que obtuvo durante su presentación en el 34 Congreso Internacional de Biología y Conservación de Tortugas Marinas celebrado en abril en Nueva Orleans donde recibió el Primer Premio de Conservación. La comunidad científica a pesar de haber realizado múltiples estudios al respecto desde finales de los años 60, consideraba que este síndrome no podría ocurrir en vertebrados buceadores, por lo que este descubrimiento supone un cambio de paradigma importante a la hora de entender mejor la fisiología del buceo de estos animales.

Otros científicos que han participado en este trabajo, han sido el Catedrático Antonio Fernández y su equipo del Instituto Universitario de Sanidad Animal (IUSA) de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), el Dr. Michael Moore del Instituto Oceanogràfico de Woods Hole (WHOI) en Estados Unidos, y el Dr. Paul Jepson del Instituto Zoológico de la Sociedad Zoológica de Londres. Desde hace un par de años los técnicos del Oceanogràfic empezaron a observar que algunas tortugas marinas que ingresaban en el ARCA del Mar (Centro de Recuperación de fauna marina) para ser tratadas, después de ser entregadas gracias a la colaboración de los pescadores tras su captura accidental, presentaban signos compatibles con embolia gaseosa o síndrome descompresivo. Además de demostrar por primera vez que un animal marino puede padecer este síndrome, la colaboración entre el Oceanogràfic, la Conselleria Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente y los pescadores de las diferentes cofradías de la Comunitat Valenciana, ha permitido diagnosticar y salvar a múltiples tortugas marinas afectadas mediante terapia hiperbárica.

Este descubrimiento tiene implicaciones directas para la conservación de las tortugas a nivel mundial y pone de manifiesto que el impacto de las pesquerías sobre las poblaciones de tortugas podría ser mayor al estimado hasta ahora, lo que hace esencial la colaboración de los pescadores para minimizar el impacto sobre estas especies amenazadas. Así, muchas de las tortugas recuperadas vivas de los aparejos de pesca podrían morir posteriormente como consecuencia de la formación de burbujas en sangre al salir a la superficie si no se les aplica un tratamiento adecuado. En este sentido, a diferencia de la actual recomendación que prevalece a nivel internacional de liberar al mar las tortugas vivas capturadas accidentalmente tan pronto sea posible, el estudio del Oceanogràfic establece las pautas que permiten la realización de un diagnóstico correcto así como la aplicación del tratamiento adecuado para su posterior liberación con las máximas garantías de supervivencia. Además de poder recuperar a los animales heridos o enfermos y devolverlos de nuevo al mar, este descubrimiento podrá aplicarse a gran escala por todo el mundo lo que contribuirá a la conservación de estos animales en clara regresión poblacional dentro del Mediterráneo y con 6 de las 7 especies conocidas de tortugas marinas en peligro de extinción a nivel mundial.

tortuga marina 000

Descubren un medicamento para quitar el dolor de las infidelidades

Una mala experiencia por la pérdida de algún ser querido o por causas del amor como la infidelidad puede crearnos trastornos emocionales como la ansiedad y depresión; a lo que nosotros le llamamos “te rompieron el corazón” y lo que los científicos llaman el “síndrome del corazón roto”, el trastorno quizás es provocado por un aumento en el nivel de hormonas relacionadas al estrés. Si bien en las cuestiones del amor se dice que el tiempo cura todo, que todo es cosa de la mente y no del corazón, que un clavo saca a otro clavo, pero qué sorpresa seria si hubiera algún medicamento para curar este daño emocional que deja la infidelidad.

Walter Mischel, profesor de psicología de la Universidad de Columbia U. S. A. asegura que la sensación que experimentamos al sufrir un rompimiento emocional es igual al dolor físico provocado por un golpe o un raspón. En un experimento realizado a personas con este problema se encontró que al tomar exactamente la cantidad de 2 aspirinas se aliviaba y hacía sentir mejor emocionalmente a estos pacientes, pero lo que en realidad descubrió es que los analgésicos de esta pastilla son los que actúan como una especie de droga que interfieren con la transmisión de las señales del sistema nervioso bloqueando cualquier tipo de dolor o sufrimiento y dejando una paz mental. Y como último indica que antes de tomar este medicamento siempre es más recomendable buscar algún tipo de ayuda profesional y tomarlo en pareja.

Infidelidad

L’Albufera generará energía a través del arroz

El Parque Natural de La Albufera contará con una planta piloto para generar energía y bionutrientes a partir de la paja del arroz, gracias al proyecto europeo Sostrice, destinado a reducir las emisiones de gas de efecto invernadero derivadas de este cultivo.

En el proyecto participarán el centro tecnológico AINIA, el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), LUDAN, CITAGRO Y CTAER, y al parecer, esta planta desarrollará un nuevo modelo de gestión y tratamiento de la paja de arroz basado en tecnologías de combustión y digestión anaerobia, con el objetivo de convertir este subproducto en energía.

Además de reducir el consumo de energía, el proyecto permitirá ahorrar agua y fertilizantes asociados al cultivo de arroz a través de la valorización de los residuos y subproductos generados en este proceso.

Este mes de septiembre se empezará a construir el primer prototipo a escala piloto de una planta de digestión anaerobia configurada para el tratamiento de la paja del arroz, el cual se instalará en las cercanías de La Albufera y que está previsto que se termine para el próximo mes de abril de 2015.

En esta primera fase, se realizará un análisis de los requisitos administrativos y técnicos necesarios para la instalación del prototipo de digestión anaerofobia. Paralelamente, se harán una serie de pruebas experimentales que contemplarán el diseño, construcción y puesta en marcha de los prototipos para la valorización de la paja de arroz.

Se calcula que, en La Albufera de Valencia, con una superficie cultivable de 14.700 hectáreas, se pueden producir anualmente entre 2 y 8 toneladas de paja por hectárea de arroz.

El nuevo modelo lo que pretende es, además de que se reutilicen todos los subproductos resultantes del proceso del tratamiento de la paja, se aprovechen estos como bionutrientes para el cultivo de arroz y que se reduzca la huella de carbono en el cultivo de arroz a través de la identificación de buenas prácticas ambientales.

800px-Pescador_albufera

280px-CosechadoraArroz_21.9.2003

 

 

El futuro robótico que nos espera

Con la compra de productos en línea como la música nos preguntamos de qué sirven las tiendas de discos que tienen pérdidas anuales de un 60 %, y que, por desgracia, ya han cerrado grandes cadenas de distribución, mientras que sitios de internet como Amazon y el mercado libre han dado ejemplo de como la venta de diversos artículos puede resolverse con un simple pago electrónico y una eficiente entrega a domicilio, lo que conlleva a malas noticias para los cajeros y personal de venta de los comercios.

Aunque los call center todavía da empleo a miles de personas, la automatización podría sustituirlos poco a poco. En un mundo donde cada día se desarrollan mas energías alternativas ya no serían necesarias las empresas extractoras y procesadoras de petróleo y mucho menos las gasolineras y sus trabajadores, y la industria química tendría que orientarse en otra dirección. El gran paradigma de la modernidad han sido los robots. Tan solo en Japón se espera que para el año 2025 sean sustituidos 3.5 millones de obreros por maquinas más “eficientes”.

Sin embargo la razón que obliga a tomar estas decisiones es la baja tasa de crecimiento de la población y el envejecimiento de la fuerza laboral, estudios indican que países como Bosnia podrían desaparecer debido a este problema donde habrá más gente mayor y la población joven se verá disminuida en un 88 %. Aunque en teoría las maquinas desplazaran a los seres humanos, es indispensable pensar que también habrá personas encargadas de darle mantenimiento o de diseñar nuevos modelos robóticos. Ante el cercano futuro, al parecer pocas profesiones quedaran intactas como los políticos o al menos que también seamos gobernados por una maquina.

cadena montaje

La cirugía de tumores cerebrales de La Fe mejora con luz fluorescente

Los valencianos que padezcan un tumor cerebral aumentarán sus posibilidades de sobrevivir en un 80 % gracias a la nueva técnica con luz fluorescente que están usando los neurocirujanos del Hospital La Fe de Valencia.

Esta tecnología, que se usa en el centro de salud valenciano desde 2011, supone un gran avance para la sanidad pública, y una nueva garantía para los pacientes que sufren este tipo de tumores, más frecuentes a medida que aumenta su edad, con un pico entre las personas de entre 75 y 85 años. Desde que se comenzara a utilizar en el Área de Neurociencias del Hospital La Fe de Valencia, más de cien pacientes se han sometido a una operación con luz fluorescente.

Para las operaciones con luz fluorescente, se le administra al paciente una dosis de un aminoácido (ácido 5 amino-levulínico – 5-ALA) por vía oral tres horas antes de la intervención. Este aminoácido, que tiene propiedades fluorescentes, es absorbido rápidamente por la sangre, y se acumula especialmente en las células tumorales del cerebro.

Es por eso que, una vez comienza la operación, los cirujanos pueden diferenciar el tejido del tumor del tejido regular del cerebro gracias a la luz que emiten las primeras, que se puede visualizar utilizando un microscopio quirúrgico especial. Gracias a esto, los cirujanos pueden proceder a retirar este tejido tumoral con mucha mayor seguridad para el paciente.

la fe cirugia tumor cerebralEsta técnica, tal y como han explicado desde la Generalitat en un comunicado, aporta exactitud a la hora de extirpar el tumor, algo de gran importancia si se tiene en cuenta que anualmente pasan por el Hospital La Fe una media de 80 personas con casos de tumores cerebrales, la mayoría de ellos primarios malignos.

Detectan una bacteria en el agua que come la carne

A menudo la realidad supera a la ficción y el caso que les contamos en esta noticia es una de esas veces, que aunque parezca mentira, ha ocurrido. Los hechos han pasado en Florida, donde las autoridades del departamento de salud han confirmado la muerte de una persona a causa de una bacteria que se encuentra en el agua marina y que, al parecer, devora la carne humana. Este nuevo caso se suma a los dos ya registrados anteriormente, causados por la misma bacteria.

Este organismo, que recibe el nombre de Vibrio Vulnificus, pertenece a la familia de bacterias causantes del cólera, por lo que es propensa a reproducirse en agua salada en temperaturas altas. La bacteria Vibrio Vulnificus tiene una forma de actuar invasiva, ya que penetra en el cuerpo a través de heridas o cortes leves en la piel y suele afectar, de manera muy especial, a personas mayores o a personas con problemas en su sistema inmunológico. Otra de las formas que puede llegar a nuestro organismo, es mediante la ingestión de marisco crudo, sobre todo ostras. Una vez en nuestro cuero, los síntomas comunes que alertan de la presencia de la bacteria suelen ser diarreas, vómitos o dolor abdomina. Aún así, los expertos recomendian tratarla con antibióticos.

Además de los síntomas descritos, la bacteria puede llegar a imbadir el torrente sanguíneo, por lo que ocasiona fiebre, presión baja y úlceras en la piel. En el 50 % de los casos de personas infectadas puede resultar fatal. No son nuevos los casos encontrados a raíz de la invasión de esta bacteria, ya que entre 1998 y 2006, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, contabilizó en los estados costeros del Golfo de México más de 900 casos de infecciones. El pasado año, la bacteria se cobró 41casos en Florida, de los cuales, 11personas murieron.

Grifo

Valencia lidera un proyecto de armamento de guerra química

A menudo se dice que la realidad supera a la ficción y esta noticia es un buen ejemplo de esta frase, ya que investigadores de la Universitat Politècnica de València han desarrollado el prototipo para una nariz electrónica, con la que detectar gases en una hipotética guerra química, sobre todo gases como el sarín, somán y tabún. Esta nariz se compone de quince sensores comerciales, un sistema de adquisición de datos y un ordenador. Gracias a los sensores puede registrar los gases que hay en el ambiente y procesa los datos obtenidos, advirtiendo mediante un patrón predefinido, la presencia de un tipo u otro de gas.

Ramón Martínez Máñez, director del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico de la Universitat Politècnica de València, apunta que  este “sistema registra las señales del gas a través de sensores de tipo metal-óxido-semiconductor (MOS), los cuales  responden a los gases de forma característica; a continuación las señales obtenidas son tratadas matemáticamente para obtener los distintos patrones de reconocimiento para una discriminación entre los distintos gases con los que se ha trabajado“. Sistemas de detección de gases son habituales en el mercado, aunque la mayoría de ellos se basan en metodologías físicas o enzimática, por lo que tienen carencias como una baja selectividad, además de ser costosos.

“Mediante el uso de la tecnología de nariz electrónica se pretende conseguir un dispositivo que detecte estos gases de guerra de forma eficiente, rápida, sencilla y barata”, subraya Cristian Olguín, investigador del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico de la Universitat Politècnica de València. Según Ramón Martínez Máñez, los equipos podrían ser tanto portátiles, para tomar medidas en puntos concretos en los que se tenga sospechas de un posible ataque químico, como fijos, para una monitorización continua del ambiente. “En un futuro, podrían utilizarse, por ejemplo, en infraestructuras de transporte, como aeropuertos o estaciones ferroviarias, así como en cualquier otro servicio relacionado con la seguridad nacional”, añade Martínez Máñez.

Los investigadores ha llevado diferentes pruebas en laboratorio, con simulantes de gas que reaccionan del mismo modo pero son menos tóxicos. “Los resultados demuestran que esta tecnología está ya madura y resultaría de gran utilidad en el ámbito de la seguridad, si bien todavía quedan pasos por dar para su implantación comercial”, asevera Martínez Máñez. El trabajo de los investigadores de la UPV fue publicado el pasado mes de mayo en la edición digital de la revista Sensors & Actuators B: Chemical.

Guerra quimica

Adiós a las inyecciones

Científicos de la universidad Emory y del tecnológico de Georgia U.S.A. diseñaron un parche que contiene cientos de agujas microscópicas que al usarse en la piel se extienda su contenido, de ese modo cualquier persona podrá “inyectarse” así misma sin ningún tipo de ayuda y sin dolor, esto, podrá deshacerse de las agujas hipodérmicas que contienen muchos riesgos desde ser mal aplicadas y causar un gran dolor y dejar un enorme moretón asta contagiar a otra persona por reutilizar dicho objeto punzante.

La idea principal surgió de Mark Prausnitzi profesor de ingeniería biomolecular quien confía que este producto hará posible simplificar programas de inmunización a gran escala para combatir peligrosas enfermedades como el virus del VIH, a diferencia de las aplicaciones musculares, emulsionar el componente de la vacuna en la piel garantiza mayor efectividad debido a que las células contenidas en ella genera una respuesta inmunitaria más rápida, otra ventaja es que se trataría de una formula sólida que permitirá rapidez en su almacenamiento y distribución.

En este sentido, explica Sean Sullivan, uno de sus creadores, la idea de que los pacientes reciban los parches por correo o en cualquier farmacia y sin necesidad de tener que refrigerarlos o tenerlo en algún lugar en específico para su conservación. De acuerdo con sus creadores solo habrá que presionar el parche contra la piel y las micro agujas se disolverán rápidamente en los líquidos corporales y cabe señalar que este producto ya está siendo pedido en varios países para su comercialización y en los próximos meses podría ser anunciado oficialmente.

inyecciones